Frases de Picasso

Picasso es una leyenda del siglo XX que siempre siguió a su corazón, especialmente cuando apuntaba contra la corriente. Con eso en mente, aquí están nuestras 25 mejores frases de Pablo Picasso para inspirar al artista que llevas dentro.

Frases de Pablo Picasso

picasso frases

«Pintar como los pintores del renacimiento, me llevó unos años, pintar como los niños me llevó toda la vida».

«Un artista copia, un gran artista roba».

«Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta».

«El amor es el mayor refrigerio de la vida».

«La pintura es más fuerte que yo, siempre consigue que haga lo que ella quiere».

«El arte es peligroso, el arte no es casto; no están hechos para el arte los inocentes ignorantes. El arte que es casto no es arte».

«Lleva tiempo llegar a ser joven».

«Por desgracia uso las cosas según me lo dicta mi pasión».

«Pintar es otra manera de llevar un diario».

«La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando».

«La calidad de un pintor depende de la cantidad de pasado que lleve consigo».

«La enseñanza académica de la belleza en una superchería. El Arte no consiste en la aplicación de un canon de belleza sino en lo que el instinto y el cerebro son capaces de concebir más allá de ese canon».

«El arte es la mentira que nos permite comprender la verdad».

«La fotografía vino a tiempo para liberar la pintura de toda literatura, de la anécdota, e incluso del tema».

«Cuando dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida».

«La pintura no ha sido hecha para decorar los hogares. Es un instrumento de guerra ofensiva y defensiva contra el enemigo».

«Yo hago lo imposible, porque lo posible lo hace cualquiera».

«Yo no evoluciono, yo soy. En el arte, no hay ni pasado, ni futuro. El arte que no está en el presente no será jamás».

«Cuando era pequeño mi madre me decía: si te haces soldado, llegarás a general; si te haces cura, llegarás a Papa. Yo quería ser pintor y he llegado a Picasso».

«Yo no busco; yo encuentro».

«En cuestiones de pintura un experto solo puede dar malos consejos a un pintor, por eso he renunciado a intentar juzgarme».

«¿Qué es el arte? Si lo supiera, tendría buen cuidado de no revelarlo»

«Yo no pinto lo que veo, pinto lo que siento».

«Los ordenadores son inútiles. Solo pueden darte respuestas».

«Todo lo que puede ser imaginado es real».

Frases célebres

Pablo Picasso supo desde una temprana edad que era diferente al resto.

Nacido en Málaga, España en 1881, mostró poca habilidad o interés en el trabajo escolar cuando era niño.

Afortunadamente para el mundo, su padre era artista y profesor de artes, y se interesó especialmente en los talentos de su hijo. Comenzó a entrenarlo en la pintura y cuando Picasso tenía tan solo 13 años, sus habilidades ya habían superado a las de su padre.

Picasso estaba destinado a pasar una vida nadando contra la corriente. Se molestó con la autoridad y se opuso a la rigidez de las tradiciones y técnicas clásicas que le enseñaron en las prestigiosas escuelas de bellas artes a las que asistió cuando era adolescente.

En 1899, a la edad de 18 años, se encontró con una multitud de radicales, artistas e intelectuales en Barcelona que inspirarían su ruptura con las tradiciones clásicas de su educación y lo lanzarían por un camino hacia la innovación y la experimentación que lo verían convertirse en uno de los artistas más influyentes y transformadores de la historia.

Picasso se mudó a París dos años después, y comenzó su viaje de toda la vida a través de estilo tras estilo, dominando y marcando profundamente cada uno mientras trazaba su propio camino inimitable.

Las obras de Picasso rara vez se ajustaban a las tradiciones establecidas: su evolución se extendió desde sus primeros períodos azul, rosa y africano, la tradición cubista que cofundó, un breve retorno al realismo y el movimiento surrealista

A lo largo de sus 78 años como artista, produjo no menos de 13,500 pinturas, 100,000 impresiones y grabados, 34,000 ilustraciones y 300 esculturas y piezas de cerámica.

En cada etapa de su vida y carrera, ya sea inspirado por tragedias personales, traumas de guerra o emociones privadas, el genio de Picasso fue impulsado por una pasión y autenticidad que lo vio empujar los límites aún más, ignorando todas las convenciones y críticas externas a medida que inventaba y reinventó las reglas del juego, una y otra vez.

Si te ha gustado leer las Frases de Picasso, tal vez también te interese conocer la biografía completa de este gran genio del arte. Haz clic en el siguiente enlace para saber más.