Picasso y Dalí

Salvador Dalí y Picasso fueron los artistas más famosos de su tiempo.

Aunque nacieron con m√°s de 20 a√Īos de diferencia (Picasso en 1881, Salvador Dal√≠ en 1904), ambos artistas fueron moldeados por el patrimonio cultural de su Espa√Īa natal y conducidos al arte moderno por la vitalidad intelectual de Barcelona en la d√©cada de 1890 y las primeras d√©cadas del siglo 20.

Salvador Dali y Pablo Picasso

Picasso y Dalí

El resumen de su relación

Dalí sentía una gran admiración por Picasso. Cuando viajó por primera vez a París en 1926, Dalí rindió homenaje a Picasso diciéndole que había ido a verlo a él antes de visitar el Louvre.

En las d√©cadas siguientes, Dal√≠ y su esposa, Gala, inundaron a Picasso con casi 100 cartas y postales haci√©ndole ‚Äúla pelota‚ÄĚ. En 1934, Picasso devolvi√≥ sus muestras de respeto por Dal√≠ al pagarle su primer viaje a Nueva York para que pudiera realizar su primera exposici√≥n en los Estados Unidos.

Con el tiempo, la admiración de toda la vida de Dalí pasó a verse afectada poco a poco por la competencia.

Veinti√ļn a√Īos despu√©s de conocer a Picasso, Dal√≠ pint√≥ el ¬ęRetrato de Picasso en el siglo XXI¬Ľ, una obra maestra del arte maduro de Dal√≠ que resume su relaci√≥n problem√°tica.

La pintura puede ser un asalto directo a la reputación de Picasso y utilizó su notable hiperrealismo para hacer un retrato profundamente contradictorio.

Retrato de Picasso en el siglo XXI

Salvador Dali y Pablo Picasso

En este retrato Dalí parece burlarse del prestigio de Picasso mostrándolo como un antiguo busto cubierto de carne derretida. Dalí además hizo referencia a su genio al exhibir el metal líquido que fluía por la cabeza de Picasso para formar una cuchara atenuada, encerrando uno de los temas más polimórficos característicos de Picasso: la guitarra.

La rivalidad y admiración mutuas de Dalí y Picasso abarcaron cuatro décadas, terminando solo con la muerte de Picasso en 1973.

La historia de Pablo Picasso y Salvador Dalí

Esta historia comenzó alrededor de 1930 con un intercambio de tremenda creatividad bajo el signo del surrealismo, un movimiento de arte fundado por André Breton, con el apoyo de las Teorías de Freud, para explorar los niveles más profundos del inconsciente y, por lo tanto, lo irracional.

Dalí se dio cuenta de que el cubismo, el movimiento fundado por Picasso y Braque en la primera década del siglo XX, contenía una estructura para representar estados mentales en lugar de simplemente la apariencia física.

Las m√ļltiples im√°genes del rostro de una mujer que los cubistas generalmente creaban en una figura en el plano de un lienzo, inspiraron a Dal√≠ a mostrar todas esas im√°genes como m√ļltiples identidades de un individuo con rasgos surrealistas: el rostro de una persona, podr√≠a convertirse en un burro de cuartos traseros o en una playa rocosa.

La exploración de Dalí de la magia pictórica coincidió con la propia transformación de Picasso del rigor del cubismo en figuras humanas polimórficas. Ambos artistas se encontraban experimentando con el estilo del otro en aquel momento

Esta experimentaci√≥n se puede ver en ¬ęEl pintor y la modelo¬Ľ de Picasso (1930), una representaci√≥n de cuerpos como enredos deshuesados ‚Äč‚Äčcon extremidades onduladas

El pintor y la modelo

dali picasso

Adem√°s, la obra ¬ęDesnudo femenino¬Ľ de Dal√≠ (1928), marca en efecto un momento de inspiraci√≥n mutua entre estos dos artistas de distintas generaciones y en lo m√°s alto del mundo del arte de aquella √©poca.

Desnudo femenino

pablo picasso y salvador dali

Mientras que el ¬ęDesnudo femenino¬Ľ de Dal√≠ se basa en la alteraci√≥n masiva de Picasso de las proporciones humanas, las pinturas surrealistas de Dal√≠, ilustradas por su obra maestra ¬ęPersistencia de la memoria¬Ľ, empujan las desviaciones a un extremo extra y se combinan con detalles excepcionalmente realistas. Todo esto hizo que Picasso tambi√©n sintiera cierta admiraci√≥n por Dal√≠.

Sin embargo, esta comparación también destaca una diferencia fundamental dentro de los enfoques de pintura de los dos artistas.

Independientemente de cuán fantásticas sean las imágenes, Picasso siempre ha enraizado su arte en una inspiración del mundo real que lo rodeaba. Esta es una característica profunda que heredó de su inspiración artística, Paul Cezanne.

Como artista de la generación posterior, Dalí descartó fácilmente la ansiedad de Cézanne. Dalí aceptó la pintura como un arte de pura ilusión. Solo la aparente realidad de sus alucinantes visiones le importaba a Dalí.

El di√°logo continu√≥ a trav√©s de las tortuosas respuestas de los dos artistas a la devastaci√≥n de su tierra natal durante la guerra civil espa√Īola.

Mientras que Picasso es mejor conocido por ¬ęGuernica¬Ľ (1937), Dal√≠ reaccion√≥ m√°s r√°pidamente a la amenaza junto con su obra ¬ęConstrucci√≥n blanda con jud√≠as hervidas¬Ľ (1935).

Construcción blanda con judías hervidas

dali y picasso juntos

Esta obra de Dalí muestra con una elegancia desconcertante dos cuerpos que luchan para separarse.

Los bocetos de Picasso para ¬ęGuernica¬Ľ demuestran hasta qu√© punto estos dos artistas se dieron cuenta de sus visiones del peligro de Espa√Īa.

Las diferencias de Picasso y Dalí

La guerra también marcó la divergencia de sus carreras.

Cuando Dal√≠ se enter√≥ de que Picasso hab√≠a sido seleccionado como el artista para colorear el primer mural del Pabell√≥n espa√Īol de la Feria Mundial de 1937 en Par√≠s, Dal√≠ se enfureci√≥ contra √©l y afirm√≥ que ¬ęPicasso era un gran retr√≥grado ¬ę.

Despu√©s de la victoria del general Francisco Franco sobre el gobierno republicano, Dal√≠ cultiv√≥ la dictadura y se convirti√≥ en un artista muy querido del r√©gimen franquista. Sin embargo, Picasso estaba totalmente en contra con la dictadura y especific√≥ que ¬ęGuernica¬Ľ nunca entrar√≠a en Espa√Īa hasta que se restaurara la democracia.

Dalí pasó largos períodos fuera de Europa. Vivió en Nueva York desde 1940 hasta 1948 y disfrutó de frecuentes residencias en los EE. UU.

En las décadas posteriores, durante el conflicto, Dalí hacia referencia a su ideología anticomunista, mientras que Picasso siguió siendo comunista desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta su muerte.

Fue durante esta época, en 1947, que Dalí realizó el ya mencionado retrato de Picasso. Además, en estos tiempos también su popularidad estaba en aumento, viéndose impulsada por el auge de la posguerra de Estados Unidos.

Despu√©s de una d√©cada de actividad pol√≠tica a trav√©s del Partido Comunista, Picasso se retir√≥ sustancialmente de la arena p√ļblica general a mediados de los a√Īos 50. Aunque algunos fot√≥grafos de confianza mantuvieron su imagen en las noticias.

Hacia el final de la vida de Picasso, los 2 artistas volvieron a entablar un peque√Īo duelo. La causa principal era un intermediario: Diego Vel√°zquez, el pintor espa√Īol del siglo XVII que ambos admiraban en particular.

Infanta Margarita

picasso dali y miro

Aislado en su villa en el sur de Francia en 1957, Picasso complet√≥ una serie intensiva de pinturas sobre la obra maestra de Vel√°zquez, ¬ęLas Meninas¬Ľ. La exposici√≥n tiene el privilegio de incorporar un gran lienzo, adem√°s de un estudio m√°s peque√Īo y trabajado de la Infanta Margarita, el personaje m√°s destacado de ¬ęLas Meninas¬Ľ.

Presumiblemente, consciente de la haza√Īa de su rival, Dal√≠ pint√≥ su propio homenaje sobre el logro del pintor barroco; ‚ÄúVel√°zquez pintando a la infanta Margarita con las luces y las sombras de su propia gloria‚ÄĚ.

Vel√°zquez pintando a la infanta Margarita con las luces y las sombras de su propia gloria

Si las pinturas de Salvador Dalí sugieren un duelo ininterrumpido con Picasso, Dalí, sin embargo, siguió siendo uno de los admiradores más grandes de Picasso, incluso mucho después de que Picasso finalmente dejara de hablarle.

Si te ha gustado leer sobre Picasso y Dalí, tal vez también te interese conocer la biografía completa de Pablo Picasso. Haz clic en el siguiente enlace para saber más.